Contraindicaciones de cirugías plásticas o estéticas

      • Estados febriles y procesos infecciosos agudos que se encuentren en curso cuando se quiere realizar el tratamiento.

En este caso tenemos que esperar a que el proceso infeccioso termine para poder realizar la intervención.

 

      • Proceso oncológico activo o con un estado de inmunosupresión.

Durante la existencia de un proceso oncológico activo o un estado de inmunosupresión está contraindicado realizar cualquier procedimiento quirúrgico estético.

 

      • Si el/la paciente presenta algún trastorno psicológico en relación con su imagen corporal.

Es importante que todos los pacientes que desean someterse a una cirugía electiva tengan expectativas realistas, es decir, que tengan como objetivo la mejoría en lugar de la perfección. Las complicaciones o los resultados menos satisfactorios a veces son inevitables, pueden requerir cirugía adicional y a menudo son estresantes. Antes de la cirugía, hable abiertamente con su médico sobre cualquier antecedente que pueda tener de depresión emocional significativa o trastornos de la salud mental. Aunque muchas personas se pueden beneficiar psicológicamente de los resultados de una cirugía electiva, no se pueden predecir con exactitud los efectos sobre la salud mental.

 

      • Si la paciente ha recibido radioterapia en la zona intervenida.

Los resultados estéticos pueden ser peores, las complicaciones quirúrgicas más frecuentes y el riesgo de contractura capsular en el caso de cirugías con implantes es más alto.

 

      • Si la paciente se encuentra en periodo de lactancia o post parto.

En el postparto inmediato, o durante el periodo de lactancia, está contraindicado cualquier tratamiento estético quirúrgico, ya que se debe esperar a que los tejidos y estructuras corporales se reestablezcan después de los cambios sufridos.

 

      • Pacientes con obesidad.

Los pacientes con obesidad corren más riesgos al querer someterse a una cirugía estética, ya que tienden a desencadenar diabetes, enfermedades cardiacas o circulatorias, lo cual representa un riesgo por cuestiones de infecciones o complicaciones en el procedimiento.

 

      • A valorar en pacientes con Diabetes, problemas cardíacos, circulatorios, cicatrización o de Coagulación.

Si el paciente sufre alguna enfermedad crónica como diabetes o hipertensión, etc., o alteraciones en la coagulación o cicatrización, estas deben estar perfectamente controladas o en un estado que no contraindique la intervención quirúrgica. Aún así, antes de someterse a cualquier tratamiento estético quirúrgico, el paciente debe consultar a su médico habitual.

Abrir chat