603 715 023

Drenajes en el aumento de pecho si o no es una de las dudas que con más frecuencia me preguntáis en la consulta cuando os planteáis realizar una cirugía mamaria. La duda está bien fundamentada y me parece un gran tema asi es que he decidido que este artículo del Blog os voy a explicar los riesgos y beneficios de este tipo de sistemas y también mis preferencias personales, 😉

¿SON NECESARÍOS LOS DRENAJES EN AUMENTO DE PECHO?

Los drenajes quirúrgicos que se colocan después de una cirugía son dispositivos que habitualmente funcionan por vacío y se componen de un tubo fino de silicona flexible que se conecta a un pequeño recipiente. Existen otros tipos de drenaje sin vacío o sin recipiente que drenan libremente, pero en cirugía mamaria los que se utilizan con mayor frecuencia son los dispositivos de vacío.

Esta función de vacío que ejerce el recipiente se traduce en una ligera fuerza de aspirado por lo que el sistema tiene la capacidad de ir aspirando el líquido que exista en la zona donde se coloque. En el caso de una cirugía mamaria podríamos decir que su función fundamental aspirar los restos de sangre o líquido que pudieran producirse.

¿ES NECESARIO COLOCAR DRENAJES EN EL AUMENTO DE PECHO?

Lo cierto es que existe bastante controversia en este sentido y hay cirujanos que prefieren colocarlos y otros, como yo, que en general preferimos evitarlos.

La necesidad viene dada porque cuando colocamos un implante mamario necesitamos crear un espacio, el cual denominamos bolsillo, en el que irá colocada la prótesis. Esto implica cierto despegamiento de algunos tejidos por lo que como en toda herida puede existir cierto sangrado y la producción de líquido inflamatorio.

Por ello, si deseamos evitar tener que colocar drenajes la técnica quirúrgica debe ser extremadamente meticulosa, rápida y limpia de forma que evitemos ningún tipo de sangrado y la mínima inflación posible. Realizando un despegamiento de los tejidos en el plano adecuado, una hemostasia detallada y un bolsillo protésico perfectamente ajustado.

Si se cumplen estos criterios podemos permitirnos prescindir prácticamente en la totalidad de los casos ya que no existirá nada que drenar, por ello y porque he depurado al máximo mi técnica quirúrgica puedo afirmar que en más del 95% de mis cirugías mamarias desde hace 7 años ya no coloco ningún tipo de drenaje, incluyendo no solo aumentos, sino también mastopexias o reducciones de mama, y considero que el balance final de evitar drenajes es muy positivo en estos años.

Drenajes en el aumento de pecho. Pilar de Frutos

RIESGOS Y BENEFICIOS DE LOS DRENAJES EN CIRUGÍA MAMARIA

Si bien es cierto que los drenajes tienen la función de absorber líquidos postoperatorios, como hemos comentado si la técnica quirúrgica es muy correcta no debería haber prácticamente apenas sangre ni líquido que drenar.

Entre sus beneficios y los puntos positivos que encuentran sus defensores tenemos que el drenaje al realizar un efecto vacío va a sellar el espacio que hemos creado alrededor de la prótesis de manera que permitirá una mejor adherencia de los tejidos y menor riesgo de movilidad de la prótesis. Igualmente, un drenaje, aunque como es evidente no puede evitar un sangrado interno, sí puede avisarnos de ese sangrado con algo más de antelación que la sintomatología externa.

En este sentido, como ya he comentado si la técnica es meticulosa y el bolsillo exacto limitamos la necesidad de drenaje desde mi punto de vista, e igualmente si tenemos la mala suerte de padecer algún tipo de sangrado (que por otro lado es muy poco frecuente) el drenaje es de poca ayuda ya que habitualmente precisamos de volver a quirófano para coagular el vaso que esté sangrando.

Por otro lado, la propia aspiración de los sistemas de vacío puede llegar a estimular la producción de líquido inflamatorio e incluso de sangrado. Igualmente está demostrado que los drenajes pueden provocar sangrados y hematomas al retirarlos y lo que es más importante, no dejan de ser una comunicación entre el lugar donde se ha colocado una prótesis mamaria y el exterior, por lo que podrían ser la puerta de entrada a una infección.

Recuperación tras una cirugía mamaria. Pilar de Frutos

ENTONCES, ¿DRENAJES SÍ O NO EN CIRUGÍA DE MAMA?

Cómo resumen os diré que personalmente prefiero evitarlos siempre que pueda, ya sea en aumentos de pecho simples, mastopexia o incluso reducciones mamarias salvo en casos concretos como puede ser un recambio de prótesis por contractura capsular en el que tenemos que quitar la cápsula antigua ya que estos casos tienen un particular tendencia a sangrar algo más.

Cómo os digo considero que la clave está en una técnica quirúrgica minuciosa, y si esto se respeta podemos evitar tener que poneros drenajes en la mayor parte de cirugías lo cual también es un plus de comodidad en vuestro postoperatorio.

Pilar de Frutos: soy experta en cirugía mamaria con más de 3.000 casos de éxito realizados, si quieres ponerte en contacto conmigo o recibir más información acerca de la cirugía de pecho, puedes:

También puedes consultar todas:

Responder