603 715 023

Desde la unidad de dermatología la clínica Pilar de Frutos, vamos a aprovechar este post para realizar un cara a cara entre Piel seca VS Piel Deshidratada y daros algunos trucos para saber diferenciar si vuestra piel es una piel seca o por el contrario si esta deshidratada. La diferencia posiblemente la vais a notar vosotros mismos ya que se basa en las sensaciones que la piel os produce.

La piel seca es un tipo de piel, es decir, es una piel con la que vamos a convivir el resto de nuestra vida, es una piel con falta de lípidos y ácidos grasos esenciales; y a la que tendremos que cuidar y mimar para que esta sea una condición cómoda con la que encontrarnos ya que la falta de estos hace que la piel pierda con facilidad el agua que esta misma produce.

La piel seca se define por una sensación desagradable que se intensifica sobre todo después del baño. Una piel seca va a generar sensación de picor, incluso escozor y malestar, sintiéndose tensa y rugosa. Se percibe por el resto como una piel pálida, con aspecto desvitalizado, y con pérdida de elasticidad. En este tipo de pieles las irregularidades van a ser mucho más notorias, es decir, a nivel facial, por ejemplo, las arrugas más finas se percibirán como más gruesas y profundas; y a nivel de las piernas se pueden percibir incluso escamas gruesas dando un aspecto cuarteado de la piel, como las escamas de una serpiente.

Estas pieles tienen una mayor tendencia a sufrir patologías en las que la pérdida de la integridad cutánea es el factor desencadenante fundamental como el eczema, la pitiriasis alba o la queratosis pilar. Además una características muy típica de estas pieles es que tienen una sensibilidad aumentada a los factores externos, es decir, cambios de temperatura, exposición solar,…

Piel seca VS piel deshidratada ¿Cómo distinguirlas?

La piel deshidratada es una condición temporal de la piel y no un tipo de piel, con esto nos referimos a que esta condición puede tratarse y puede afectar a todo tipo de dermis. Las pieles secas, mixtas y grasas pueden estar deshidratadas ya que esta es una dermis con falta de agua que, al igual que la piel seca, puede producir una sensación desagradable de picor, escozor y tirantez. La piel deshidratada puede llegar a pelarse, no aparecen esas grandes escamas de la piel seca, pero si se pela con facilidad. Y más que una piel pálida, típica de las pieles secas, la deshidratación da un aspecto de piel apagada y sin brillo.

Si tienes dudas acerca del estado de tu piel, quieres que te ayudemos en el combate Piel seca VS Piel Deshidratada y quieres encontrar los productos más adecuados a tu tipo de dermis, puedes solicitar en [email protected] el servicio de asesoría facial personalizado en el que diseño tu rutina perfecta de cuidado facial.

¡Pide cita y descubre el sistema más exclusivo y revolucionario en nuestra Clínica de Medicina y Cirugía Estética en Madrid!

Responder