603 715 023

Muchas veces acudís a la consulta con bastante confusión relacionada con las diferentes técnicas de liposucción, por lo que en este post voy a explicaros que tipos de lipoescultura y liposucción existen, las diferencias, limitaciones y los beneficios de cada técnica.

Antes de nada vamos a resolver una de las preguntas más frecuentes: ¿Cuál es la diferencia entre lipoescultura y liposucción?. Pues tengo que deciros que son exactamente lo mismo, simplemente denominamos lipoescultura cuando realizamos liposucción en varias zonas para conseguir un moldeado corporal. Es un error muy frecuente pensar que la lipoescultura en sí es una técnica concreta, pero cómo veis no lo es.

Existen a día de hoy 5 tipos de técnicas de liposucción, vamos a detallar las características de cada una de ellas:

1. Liposucción TRADICIONAL: La técnica más antigua  y que aún hoy en día se sigue realizando. Es segura, los resultados dependen totalmente del cirujano y en buenas manos son adecuados pero es más lenta y cansada para el cirujano y más traumática para los tejidos. Solo se trabaja la grasa y no tiene ninguna capacidad para trabajar la flacidez, por  lo que no se recomienda en pacientes o zonas donde la piel no sea de buena calidad. No está indicada si hay algo de flacidez ya que podemos empeorarla.

2. Liposucción asistida por MICROAIRE (PAL y Vibrast): Este sistema ha supuesto una revolución y un gran salto respecto a la liposucción tradicional, ya que asiste al cirujano con una pieza de mano que lleva integrado un motor el cual a través de un movimiento oscilatorio controlado tiene muchas ventajas:

      • Disminuye el tiempo operatorio ya que facilita la extracción de la grasa.
      • Su precisión consigue que la zona de liposucción quede perfectamente uniforme (más que con ninguna otra técnica).
      • Es muy respetuoso con los tejidos de alrededor y ocasiona menos traumatismo.
      • Reduce de manera considerable el cansancio del cirujano.

Existen otro tipo de motores oscilatorios pero no asistidos por microaire que también aportan, pero sin llegar al nivel de estos sistemas que menciono.

3. Liposucción LASER: Para intentar mejorar la adaptación de la piel y conseguir un mayor pegamiento de la piel en los casos con flacidez nación el lipoláser, y ha sido durante muchos años la técnica que utilizábamos para trabajar en pacientes con algo de flacidez. Estos sistemas se basan efectivamente en un láser que va a disolver la grasa y ocasiona una quemadura interna que provoca la contracción del tejido. La reacción de cicatrización que provoca internamente a veces puede ser muy agresiva y provocar adherencias intensas, igualmente es la técnica que mayores riesgos tiene de quemadura y de retracciones indeseadas. Probablemente sea la técnica más agresiva con los tejidos y con más riesgos aunque la publiciten como todo lo contrario.

4. Liposucción asistida por ultrasonidos (VASERlipo): Esta es probablemente la mejor técnica de la que disponemos a día de hoy para realizar  liposucción y lipoesculturas en cualquier zona del cuerpo. Alarga algo el tiempo de cirugía, ya que primero se trabaja el tejido con el ultrasonido para romper los glóbulos de grasa y después se realiza la extracción y el moldeado corporal deseado. Sus ventajas son las siguientes:

      • Tras el ultrasonido la grasa es mucho más fácil de trabajar y de moldear. Por lo que es un excelente aliado para trabajar zonas donde ya se haya hecho una liposucción previa.
      • La extracción de la grasa en poco traumática para los tejidos al tener menor resistencia
      • Consigue una buena adaptación de la piel, por lo que se puede trabajar en personas con flacidez discreta.

5. Liposucción asistida por agua (WAL): Es la técnica menos traumática y más respetuosa con los tejidos y la de elección en pacientes que sufren Lipedema ( una patología que asocia lipodistrofia y edema en las piernas) y quizá la más respetuosa con la grasa a la hora de hacer lipoinjertos. Se basa en un sistema de agua a presión por el que los glóbulos de grasas se rompen y se facilita su extracción. Al ser la más suave con los tejidos es la que menos reacción interna de cicatrización tiene y por lo tanto, en general, también condiciona una peor adaptación de la piel por lo que no es la mejor candidata cuando el objetivo es un moldeado corporal.

Cómo veis existen diferentes técnicas con sus particularidades. El moldeado corporal ha avanzado mucho en los últimos años, tanto las mejoras en la aparatología disponible como en las técnicas han supuesto una revolución en los últimos años con la liposucción HD o de alta definición.

Desde luego si tengo que recomendar una técnica no tengo ninguna duda de que lo mejor si buscamos el mejor resultado de una lipoescultura es sin duda la combinación de VASERlipo y los sistemas de microaire, ya que son los sistemas que combinados permiten el menor riesgo de irregularidades a la vez que la mejor adaptación de la piel.

Responder