Lifting Brazos y Piernas: antes y después

El lifting de brazos y piernas es un procedimiento quirúrgico que se realiza para mejorar la apariencia de los brazos y piernas. Antes de la cirugía, los pacientes pueden sentir insatisfacción con el aspecto de su piel flácida o arrugada en estas áreas del cuerpo. A menudo, también pueden experimentar una reducción en la elasticidad de la piel debido al envejecimiento o a una pérdida significativa de peso.

Durante el procedimiento, el cirujano realiza incisiones en las áreas específicas del cuerpo, eliminando el exceso de piel y tejido. Esto ayuda a tensar la piel y dar un aspecto más joven y tonificado. La cirugía puede ser realizada en un hospital o en una clínica ambulatoria, dependiendo del tamaño de la área tratada y la preferencia del paciente.

Después de la cirugía, los pacientes pueden esperar sentir un poco de dolor y hinchazón en las áreas tratadas. El cirujano proporcionará instrucciones detalladas sobre cómo cuidar de la herida y reducir la hinchazón. Los pacientes también pueden necesitar usar una faja de compresión durante un período de tiempo para ayudar a reducir la hinchazón y apoyar la piel mientras se cura.

En general, los pacientes pueden esperar ver resultados significativos después de un lifting de brazos y piernas. La piel aparecerá más tersa y tonificada, y las arrugas y pliegues se reducirán significativamente. Los pacientes también pueden sentir un aumento en la confianza en sí mismos debido a su mejor apariencia física. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el envejecimiento y otros factores continúan afectando el cuerpo, y los resultados no son permanentes.