Los 3 tipos de cicatrices de aumento de senos

Tardarás solo 5 minutos en leer esto.

Una de las cuestiones que más preocupa o inquieta a nuestras pacientes cuando se plantean realizarse un aumento de pecho son las cicatrices.

 

En nuestra primera consulta siempre hablamos de las diferentes posibilidades y de las  diferentes vías de acceso que existen para implantar la prótesis. Hay que saber que si no existen alteraciones de la cicatrización, cualquiera de las opciones deja cicatrices muy finas que serán apenas visibles con el paso de los meses.

La línea de incisión habiualmente tiene entre 4 y 5 cm, en función de la laxitud del tejido de la paciente y el tipo de prótesis que deseemos implantar. Siendo necesarios más milímetros de incisión cuando queremos colocar prótesis de mayor volumen o en el caso de las prótesis anátomicas.

Ésta debe de ser una elección tomada entre médico y paciente valorando los pros y contras de cada una de ellas.

Tipos de cicatriz

A continuación, detallamos las ventajas e inconvenientes de cada vía:

Via periareolar

La cicatriz es un semicírculo en la parte inferior de la areola, coincidiendo con la zona donde la piel cambia de color.

cicatriz periareolar detalle

– VENTAJAS:

Si existe una buena cicatrización, la cicatriz queda prácticamente difuminada e invisible.

– INCONVENIENTES:

Para alojar la prótesis es necesario acceder a través de la glándula mamaria por lo que aumentamos algunos riegos como el de infección, pérdida de sensibilidad y también esta demostrado que existe mayor riesgo de sufrir una contractura capsular.

Via submamaria

La cicatriz se realiza a nivel del el surco submamario (donde la mama se une al tórax, por lo que queda perfectamente escondida.

cicatriz submamaria torso

submamaria detalle

– VENTAJAS:

Accedemos directamente a realizar el bolsillo donde se ubicará la prótesis, sin necesidad de tocar la glándula mamaria ni de alterar el drenaje linfático, por lo que los riesgos son mínimos.

– INCONVENIENTES:

En esa zona la piel tiende a ser un poco más gruesa, por lo que en ocasiones la cicatriz puede ser algo más visible que en los abordajes anteriores.

Via axilar

La cicatriz se realiza en la zona axilar aprovechando uno de los pliegues. Nosotras no solemos trabajar este tipo de incisión pero os ponemos una imagen para que os hagáis una idea de cómo es:

cicatriz axilar
Fuente: pinterest.com

– VENTAJAS:

 La cicatriz queda disimulada en el pliegue axilar y fuera de la zona mamaria.   

– INCONVENIENTES:

  • Puede verse alterado el drenaje linfático mamario a los ganglios axilares y esto puede repercutir en una de las pruebas fundamentales que se realizan actualmente en el estadiaje del cáncer de mama.
  • Si es necesaria una reintervención en muchos de los casos no se puede realizar por la misma vía y es necesario hacer otra cicatriz.

¿Cuáles son las fases de la cicatrización?

Cuando queremos hablar de cicatrización es importante saber que este proceso es imprevisible y que cada paciente puede tener procesos muy diferentes.

Es verdad que las personas y las zonas corporales con pieles y dermis más finas tienden a cicatrizar de forma más fina, y viceversa, pero esto no siempre tiene porque ser así. Por eso, siempre estamos muy pendientes y damos todo tipo de indicaciones a nuestras pacientes para conseguir la mejor cicatrización posible.

Existen actualmente diferentes productos y tratamientos para cuidado de cicatrices con las que conseguimos en ocasiones sean prácticamente invisibles. Igual de importante es una buena protección solar durante el primer año después de la intervención.

El proceso de cicatrización de la incisión de un Aumento de mamas suele ser rápido e indoloro.  Independientemente de la vía de acceso, ya que todas son cicatrices de dimensiones pequeñas, las heridas suelen estar curadas en poco más de una semana.

Las fases de la cicatrización se pueden diferenciar en:

FASE 1 “Inflamación”

Des del día 1 al día 6 aproximadamente

En esta fase el organismo comienza el proceso de curación de la herida. El paciente puede notar sensaciones como escozor, quemazón o enrojecimiento que son normales durante esta fase.

FASE 2 “Proliferación”

Des del día 6 al día 30 aproximadamente

Esta es la fase donde se “reconstruye” el tejido, por lo que las células aumentan el aporte de Oxígeno y nutrientes a los tejidos afectados para que estos crezcan sanos.

De ahí la importancia de evitar el tabaco en dicha fase.

Lo normal es que el nuevo tejido sea de un color rosado e incluso a veces morado.

FASE 3 “Maduración”

Des de los 30 días hasta los 12 meses aproximadamente.

En esta fase el tejido ya se ha regenerado por completo y ya depende de los cuidados que les aportemos para mejorar.

La herida se puede mantener rosada durante varios meses y poco a poco irá blanqueando y suavizándose.

Cuidados para una correcta cicatrización

A continuación, os detallamos los cuidados que explicamos a nuestras pacientes que deben tener en cada fase.

FASE 1

La herida permanecerá tapada con unos apósitos especiales y la paciente el único cuidado que debe tener en cuenta es el de no mojarla y dar algunos toquecitos con una gasa y antiséptico por encima de los apósitos.

Permanecerá así hasta transcurridos de 7 a 10 días, donde la herida ya está cerrada y retiramos los apósitos e iniciamos el tratamiento específico para el cuidado de la cicatriz.

FASE 2

En esta fase la herida se debe mantener limpia y seca. Se puede lavar habitualmente y no requiere de ningún gel especial. En estas semanas iniciales recomendamos realizar un ligero masaje con un aceite específico llamado Bio-Oil una vez al día.

FASE 3

A partir del mes o mes y medio recomendamos la utilización de parches o cremas de silicona para conseguir una correcta cicatrización.

Y, sobre todo, en todas y cada una de las fases, es imprescindible evitar la exposición de la cicatriz al sol, ya que si no esta se puede hiperpigmentar y aparecerá una coloración marrón.

Responder