Tardarás solo 14 minutos en leer esto.

¿Qué es el “mommy makeover”?

El término Mommy makeover consiste en el conjunto de intervenciones quirúrgicas destinadas a recuperar las zonas corporales alteradas tras los embarazos.
El hecho de ser mamás es una experiencia maravillosa, pero nuestro cuerpo sufre una serie de cambios a veces irreversibles.
Normalmente tras el primer embarazo si hemos tenido suerte y no hemos cogido demasiado peso lo más probable es que nuestro cuerpo se recupere bastante bien, pero la situación cambia bastante en los siguientes embarazos o si por otros motivos hemos cogido más peso del debido o sencillamente nuestra genética no nos favorece.

¿Qué cambios sufrimos tras un embarazo?

Mamas:

Experimentan un aumento de volumen que varía de una mujer a otra, las areolas y los pezones suelen agrandarse y oscurecerse.

Como resultado de estos cambios que sufre esta zona tan delicada lo más habitual es que tras la lactancia nuestras mamas queden más blandas, vacías en el polo superior y descolgadas.

Abdomen:

Sufre una gran distensión y nuestros músculos rectos del abdomen tienen que separarse para dar espacio a nuestro bebé.

Como consecuencia se pierde firmeza en la pared abdominal, aparece la denominada “diástasis de rectos” que provoca que nuestro abdomen ya no vuelva a verse plano y sea más bien redondito y aparece la flacidez cutánea y las temidas estrías.

Depósitos grasos:

Lo normal y diríamos que sano durante el embarazo es que ganemos entre 8-12 kg de peso, aunque determinadas situaciones hormonales o embarazos de riesgo que nos obligan a guardar reposo pueden hacer esta cifra se disparé hasta límites insospechados.

La realidad es que tras los embarazos la distribución de nuestra grasa corporal puede cambiar y aparecen depósitos de grasa donde antes apenas existían, y que habitualmente se centran en el abdomen y los flancos.

Canal Vaginal y genitales externos:

Pueden sufrir alteraciones a causa de los partos, aunque por fortuna es una zona destinada a tal efecto y si una la trabaja debidamente antes y después del parto tiene una gran capacidad de recuperación.

– Otras: ojeras, primeras arrugas, celulitis…. El cansancio y la falta de tiempo que suelen conllevar los hijos, sobre todo en los primeros años pasa factura a nuestro cuerpo y a nuestra cara, tenemos menos tiempo para cuidarnos y descansar y es habitual que aparezcan las primeras arrugas y se inicie la aparición de las bolsas en el párpado inferior.

Todos estos cambios ocurren en un corto espacio de tiempo, y pueden suponer una pérdida de la autoestima y falta de seguridad en muchas mujeres que sienten que su cuerpo a veces no les acompaña.

Es por tanto muy frecuente que muchas mujeres busquen una fórmula eficaz después para recuperar en la medida de lo posible la figura y firmeza previa al embarazo. Afortunadamente, existen tratamientos e intervenciones de cirugía plástica destinadas a revertir estos cambios.

¿Qué intervenciones componen el término Mommy Makeover?

-Cirugía mamaria:

En algunas ocasiones en las que la mama no ha quedado caída una vez han pasado unos meses tras el parto y/o la lactancia se puede realizar un aumento de mama estándar para recuperar volumen, relleno superior y firmeza.
En los casos en los que tenemos exceso de piel o una caída irrecuperable habrá que valorar la necesidad de realizar una elevación (mastopexia) habitualmente acompañada de prótesis si la glándula es escasa.

-Lipoescultura:

Co el objetivo es eliminar los acúmulos de grasa que se han generado en el embarazo, es resultado será muy bueno siempre en flancos y espalda mientras que en el abdomen es necesario valorar si existe separación de los músculos rectos del abdomen o si hay exceso de piel que contraindique realizar una liposucción aislada.

-Abdominoplastia:

Con esta intervención podemos recuperar completamente el abdomen, reparando la separación o “diástasis” muscular, eliminando la grasa acumulada y tensado la piel eliminado la piel flácida y en muchas ocasiones con estrías. Para realizarla es necesario realizar una cicatriz baja similar a la de una cesárea solo que más larga.

Existen igualmente varios tratamientos no quirúrgicos para corregir ojeras, bolsas incipientes y surcos y arrugas, así como de mejorar las estrías de reciente aparición.

Proceso recuperación mommy makeover

El proceso de recuperación puede variar según cada paciente y de los tratamientos realizados, la recuperación suele ser molesta sobretodo los 3-5 primeros días, pero con el reposo y el tratamiento adecuado es llevadera y se pasa rápido.
Lo más frecuente es que tras 2 o 3 semanas se podamos comenzar a realizar actividades con normalidad porque la mayoría de la inflamación habrá desaparecido en este punto, aunque es recomendable esperar a que pase el primer mes para comenzar a realizar deporte o esfuerzos importantes.
Se debe seguir siempre las pautas establecidas por el cirujano plástico.

Para observar el resultado final y definitivo del Mommy Makeover tendremos que esperar unos meses, pero en general soléis estar muy satisfechas con el cambio y los resultados obtenidos.
Como siempre recordamos, cada paciente es único para nosotras y siempre realizamos una valoración personal, detallada de cada caso y asesoramos sobre que intervenciones serían más recomendables.

2 Comentarios

  • Cristina
    Publicad 26 February, 2019 15:35 0Likes

    Estaría interesada en reducción de abdomen y flancos, y elevación de pecho con prótesis y corrección de asimetría.
    Gracias

    • editor
      Publicad 26 February, 2019 16:07 0Likes

      Hola, contáctanos por correo a [email protected] o llámanos al 607409394 y te atenderemos encantadas y resolveremos todas tus dudas. Un saludo

Responder